Novedades

 

Mensajeros de la Misericordia en el Ecuador

Ecuador | Marzo 2016

El Postulantado de Quito de la Orden Hospitalaria, a cargo del Hno. Carlos Tirado, lanza esta iniciativa en Ecuador con el fin de llevar el mensaje de Hospitalidad a los lugares más alejados de este país.

Mensajeros de la Misericordia en el Ecuador

Por Vinicio Vega - Albergue San Juan de Dios Quito

Jesús nos dice; “Venid, benditos de mi Padre, tomad posesión del reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; peregrino, y me acogisteis; estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo y me visitasteis; preso y vinisteis a verme. Y le responderán los justos: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te alimentamos, sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos peregrino y te acogimos, desnudo y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte? Y el Rey les dirá: En verdad os digo que cuantas veces hicisteis eso a uno de estos mis hermanos menores, a mí me lo hicisteis” (Mt 25, 34-40).
 
Siguiendo las palabras de Jesús, un grupo de Hermanos postulantes de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, su formador el Hno. Carlos Tirado y voluntarios salieron de misión en Diciembre de 2015, llevando alegría, paz, misericordia y amor a la comunidad de Iracunga, parroquia Zumbahua, cantón Pujili, provincia Cotopaxi. En esta comunidad se estima que existen alrededor de unos 50 niños y niñas de edades comprendidas entre 1 a 10 años y 100 personas adultas de edades entre los 20 y 50 años, representando a su población vulnerable.
 
Al llegar, la primera vista que se tiene son las necesidades de todas estas personas. Su actividad principal son las labores agrícolas y pastoreo de ovejas, las cuales resultan muy difíciles de llevar a cabo, debido a la cantidad insuficiente de agua para alimentar a las ovejas; por lo que se ven en la necesidad de caminar grandes distancias. De los alimentos que se obtienen de las labores agrícolas, una parte se destina para su consumo y la otra es para intercambiar por otros alimentos en el mercado de la localidad.
 
Palpar tan de cerca la realidad que viven algunas poblaciones rurales del Ecuador nos incentiva a entregar nuestros dones a beneficio de nuestros hermanos más necesitados y vivir el Carisma de la Hospitalidad. No hay felicidad más grande que ver la sonrisa de un niño al recibir un juguete, una funda de caramelos; o la mirada de agradecimiento de las personas al recibir su funda de víveres. El compartir con esta comunidad fue posible gracias a las donaciones recibidas de personas caritativas y de buen corazón en el Albergue San Juan de Dios de Quito el mes de Diciembre del año pasado.

Conociendo ya las necesidades de esta comunidad, los Hermanos de la orden Hospitalaria de San Juan de Dios, postulantes y voluntarios regresaron el 8 de febrero de 2016 con ropa, víveres y más juguetes. Esta vez nos fue posible llegar a dos comunidades aledañas que también los estaban esperando.
 
Conscientes de que aún existen muchas personas que necesitan ayuda en distintos lugares del Ecuador, el próximo 30 de abril de 2016 continuará esta hermosa misión.
 
Si quieres formar parte de esta experiencia y vivir el Carisma Juandediano en Ecuador, contáctanos:
Telf: 02 2280542
"Colaborar es más que donar"