Novedades

 

45 Años de Profesión al Servicio del Necesitado

Venezuela | Marzo 2016

Una vida consagrada al servicio de los más necesitados fue el llamado que sintió el Hno. Andrés García, oriundo de Perú, hace más de 45 años. En el Día de San Juan de Dios, 08 de Marzo: ¡Felíz Onomástico Hno. Andrés!

45 Años de Profesión al Servicio del Necesitado

Por: Silena Calvano Maracaibo

Una vida consagrada al servicio de los más necesitados fue el llamado que sintió el Hno. Andrés  García  oriundo de Perú, hace más de 45 años. Quien  nos cuenta que en sus años mozos más o menos entre los 8  y los 10 años se identifico con la vida consagrada  y de servicio, soñaba con ser un fraile;  ese pensamiento lo acompaño toda su juventud hasta que conoció al Padre Florentino Aparicio de la Orden Agustiniana,  quien al escuchar sus sentimientos lo oriento  en su sabiduría hacia su verdadero camino,  y  convertirse en un  hermano de San Juan de Dios. Así  logro cumplir su sueño y  a la edad de 21 años, recuerda con  emoción aquel  Domingo de Ramos del año 68, cuando ingresa al convento; en periodo de prueba. Pero  tampoco olvida el rostro  triste de su madre al despedirse de él y esa imagen lo acompaño por largos años.

Agrega que  durante ese periodo de prueba, su alegría,  abnegación y entrega  para cumplir con las tareas asignadas, las cuales  acogía con gran entusiasmo, lograron que fuera admitido en un lapso de 6 meses,  es así como el 18 de septiembre le entregan su hábito, el cual  llevó con gran júbilo.

El  8 de  marzo del 69 ingresa al noviciado donde le impusieron el habito, allí  verdaderamente sintió que sus sueños se habían realizado y su vida estaba completa, lo que ignoraba era lo difícil que sería experimentar tantos sentimientos; el peso del desarraigo familiar, alejarse  de su tierra, de los amigos, renunciar a formar una familia, a estudiar una carrera y  a la libertad  y afrontar  con amor  los desapegos para llevar una vida consagrada que también está llena de satisfacciones,  de servir a los enfermos  y ayudar a la gente, para actuar como “sembrador de esperanza”. Es así como al terminar los 2 años del noviciado, tomo los votos  el 8 de Marzo de  1971 y a partir de ese momento comenzó esta profesión de Fe, Servicio y Contemplación.

Fue enviado a España  donde estudio la carrear de enfermería  y Teología y en 8 años se convierte en maestro de los novicios en Ecuador desde el  año 77 hasta el año 80 que fue enviado a Maracaibo, Venezuela, para cumplir labores como enfermero en el Hogar Clínica San Rafael, posteriormente estuvo en la Misión de Amazonia en Perú, lugar que le encanto por el contacto con la naturaleza, los indígenas y su nobleza. A Maracaibo regreso en el año 2008  donde hasta hoy cumple la función de la Gerencia General del Hogar; una época  difícil debido a la falta recursos y  las condiciones sociales, políticas y económicas del país que han desencadenado una pérdida de valores, grandes carencias, mucha tensión y agresión. Desde allí  nos comenta que la fe y entrega al necesitado genera un compromiso de amor. Hacer el bien centrado en su vocación lo hace sentir pleno.

45 años han transcurrido ya, desde que sintió el llamado en su corazón  y tiene  la seguridad que fue Dios quien le ha dado la fortaleza  y la iluminación para afrontar cada reto que se la presentado. Hoy sigue intacta su fe , su amor a Dios y sus ganas de seguir ayudando al necesitado.