Novedades

 

¡Año de la Oración 2016!

Provincia | Enero 2016

Nuestro Superior Provincial, William Pintado O.H. nos exhorta este año a dar respuesta a un mundo convulsionado por los cambios y las crisis que estas generan, mediante la experiencia del encuentro con Dios, a través de la oración.

¡Año de la Oración 2016!

Este 2016, la Provincia Sudamericana Septentrional de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios lo ha decretado como el Año de la Oración, para lo cual invita a todos los que formamos parte de esta gran Familia Hospitalaria a unirse a las actividades, encuentros y actos que se celebrarán durante todo el año, organizados a través de la Pastoral de la Salud y Social y la Pastoral Vocacional de nuestra Provincia.

Compartimos la carta de nuestro Superior Provincial, Hno. William Pintado OH, dando por inaugurado este año, bajo el lema "Vive Hospitalidad, encuéntrate con Dios"

Hermanos y Colaboradores
A toda la Provincia Sudamericana Septentrional

Peru – Venezuela – Ecuador  
                                                                                                                          

De mi consideración:

Estimados Hermanos y Colaboradores de toda la Provincia Sudamericana Septentrional, reciban mi fraterno saludo y el del Consejo Provincial. Es para mí de mucha alegría dirigirme a todos ustedes para invitarles a compartir juntos una bonita experiencia provincial para este año 2016.

Dentro del marco de la celebración de Año de la Misericordia, que la Iglesia nos propone, queremos acompañar los acontecimientos y la vida de la Provincia y la Orden Hospitalaria, proclamando el 2016 como el “Año de la Oración”

Esta iniciativa nace como respuesta a la necesidad de dar un profundo impulso a nuestra espiritualidad de consagrados, tanto en lo personal como en lo comunitario. Además, como recordaremos, es una línea estratégica ya reflexionada y aprobada en nuestro último Capítulo Provincial de julio 2014 (VII Cap. Prov. Vida de oración: Nº 1, C).  En este tiempo de grandes cambios sociales, económicos, políticos, etc., es urgente impulsar cuantitativa y cualitativamente las experiencias de oración, abrirnos y compartirlas con los colaboradores y asistidos, hacer de estos espacios un encuentro con Jesús y los demás, y dejarnos llenar con su Espíritu. De esta manera busquemos juntos resignificar la vida de consagrados, con convicción y entrega, fortaleciendo nuestra fe y disponibilidad a la misión a la cual hemos sido llamados.

Estimada Familia de San Juan de Dios, junto a este año dedicado a la Oración, queremos también impulsar el testimonio de vida de nuestro Venerable Hermano Francisco Camacho, co-patrono de la Provincia. Creemos que su caridad y entrega al servicio a los enfermos y más necesitados, modelo del Jesús misericordioso del Evangelio, ha inspirado a muchos a consagrar su vida en este camino de Hospitalidad; además, es un intercesor constante en la necesidad de sus fieles devotos.

 

Hay muchos testimonios en la que nuestro Venerable Hermano ha concedido favores a quienes les han encomendado su salud y las de sus familias. Es por ello la importancia de promover su testimonio y que pronto pueda ser elevado a los altares, beatificado y canonizado.

Ya estamos próximos a concluir el Año de las Vocaciones Hospitalarias, propuesto para el próximo 20 de enero de 2016; y en esta oportunidad aprovecharemos para inaugurar en nuestra Provincia este Año de la Oración, bajo el lema “Vive Hospitalidad, encuéntrate con Dios”, en este día sería bueno iniciar con una celebración litúrgica, que disponga nuestras vidas a celebrar con gozo este tiempo de gracia. Y exhortamos a concluirlo el 23 de diciembre del 2017, día en que conmemoramos la memoria del Venerable Hermano Camacho.

Es oportuno generar encuentros de Oración para todos los que conformamos la “Familia de San Juan de Dios” (Dclr. Cap. LXVIII General. Fátima 2012). En virtud de ello y de lo expuesto, convoco a los Superiores de las comunidades, Gerentes Generales y Responsables de las Obras, a liderar las actividades que puedan desarrollarse en las Comunidades y Centros con la finalidad de comprometer a toda nuestra familia local.

Que Dios Misericordioso, su Santísima Madre, Nuestra Señora del Patrocinio y San Juan de Dios sean quien nos de fuerzas en este camino. Estaremos juntos como una familia, orando.

 

Fraternalmente,
Hno. William Pintado Saavedra 
Superior Provincial