Novedades

 

Solemnidad de Nuestra Señora del Patrocinio

Orden | Noviembre 2013

El 16 de noviembre celebraremos la solemnidad de Nuestra Señora del Patrocinio, Patrona de la Orden Hospitalaria. Por tal motivo, queremos compartir con todos ustedes el mensaje de nuestro Superior General dirigido a toda la Familia Hospitalaria

 Solemnidad de Nuestra Señora del Patrocinio

Mis queridos Hermanos, Colaboradores y miembros de la Familia Hospitalaria de San Juan de Dios,

 

El próximo sábado, 16 de noviembre celebramos la solemnidad de Nuestra Señora del Patrocinio, Patrona de la Orden Hospitalaria, y con tal motivo os envío mi felicitación con el deseo de que todos celebremos con alegría la fiesta de nuestra Madre.


Acaba de cumplirse un año del Capítulo General de la Orden y con motivo de esta solemnidad decía entonces que quería poner todo el sexenio bajo la protección de Nuestra Señora del Patrocinio, Reina de la Hospitalidad, reconocida desde hace siglos como nuestra Patrona y Protectora. Ahora quiero agradecer a Nuestra Madre su hospitalidad y su protección a toda nuestra Familia de San Juan de Dios. Durante este año han ocurrido muchas cosas, se han realizado y se han impulsado diversas acciones y proyectos. No han faltado las dificultades, tanto en la vida de las personas, Hermanos y Colaboradores, como en la misión que llevamos adelante, especialmente en algunos lugares concretos. En todo momento sentimos la presencia y la protección de Nuestra Señora del Patrocinio y a ella invocamos para que venga en nuestra ayuda.


Quiero agradecer especialmente a Nuestra Madre la beatificación el pasado 13 de octubre en Tarragona (España) de nuestros 24 Hermanos Mártires Hospitalarios, testigos de la Fe y de la Misericordia en España. Participamos más de quinientos miembros de nuestra Familia Hospitalaria venidos de todas las partes del mundo, tanto en la ceremonia de Beatificación como en la Eucaristía de acción de gracias que tuvimos al día siguiente en nuestra casa de Sant Boi (Barcelona). Es un regalo que el Señor hace a la Iglesia y a nuestra Orden. Para todos ellos la presencia de Nuestra Señora del Patrocinio fue un soporte fundamental en el trance del martirio. Ojalá que su testimonio sea para nosotros un memorial que renueve en la Iglesia y en la Orden la Hospitalidad Misericordiosa y Evangélica de San Juan de Dios, vivida con esperanza y audacia. Como hicieron nuestros Hermanos, nosotros, Hermanos y Colaboradores, somos llamados a ser testigos creibles para que otros muchos jóvenes y adultos transiten en su vida por el camino de la Hospitalidad.


Justo el día 15 de noviembre, un día antes de la solemnidad de Nuestra Patrona, en Nairobi (Kenia) se inaugurará la Casa de Formación del Escolasticado para África. Un proyecto que se inició el sexenio anterior y que se comenzó hace cuatro años, viviendo en una casa de alquiler. Finalmente y gracias a la ayuda de toda la Orden se ha podido concluir esta nueva casa que dará la posibilidad de formar, teológica y carismáticamente, a nuestros Hermanos escolásticos africanos, con la ayuda de la Universidad Salesiana de Nairobi. Por ello damos gracias a Dios y a Nuestra Señora del Patrocinio, Reina de la Hospitalidad, que han acompañado la realización de este necesario proyecto para garantizar una formación espiritual sólida de nuestros Hermanos y que es un ejemplo para toda la Orden en el campo de la formación inicial. Nos haremos presentes en dicha inauguración, en cuya celebración tendrá lugar la profesión solemne del Hno. Jacob Ketchen Tambe. Pido a todos que os unáis a nosotros en el agradecimiento y en la oración para que el Señor, Nuestra Madre y San Juan de Dios sigan ayudando y acompañando la vida de esta nueva casa y sobre todo de los formadores y formandos que allí estarán.


Quiero también comunicaros que el pasado día 21 de octubre tuve la oportunidad de encontrarme con el Papa Francisco en una entrevista personal, en sus dependencias privadas de Santa Marta. Fue un encuentro muy acogedor, paternal y sencillo por su parte, en el que durante unos cuarenta minutos pude explicarle la realidad de nuestra Orden, nuestros proyectos y algunas de nuestras dificultades, sobre las cuales pudimos dialogar de modo abierto y cordial. Deseo sobre todo transmitir a toda la Orden su agradecimiento sincero por la misión que nuestra Institución realiza en el mundo y en la Iglesia a favor de los enfermos, los pobres y los necesitados. En dicho encuentro le entregué una medalla de nuestros nuevos Mártires así como un libro sobre el Hospital de la Isla Tiberina de Roma y el libro de la Espiritualidad de la Orden.


En el texto de la Visitación de María a Isabel, que leemos en la Eucaristía de la Solemnidad de Nuestra Señora del Patrocinio, encontramos la disponibilidad y la premurosidad de María con las personas necesitadas y también con toda nuestra Familia Hospitalaria. Ella se pone en camino hacia nosotros, para acompañarnos y ayudarnos en nuestra vida y en nuestra misión, tal como lo hizo con Isabel. Nosotros, como hizo Isabel, la reconocemos como la Madre de Dios y como Nuestra Madre y Reina que nos enseña a practicar la hospitalidad y nos auxilia en nuestras necesidades. Ella no nos falta nunca. Es por ello que hemos de celebrar con mucha alegría esta solemnidad y de hacerle siempre un espacio en nuestras Casas y sobre todo en nuestras vidas.


Encomendamos a Nuestra Señora del Patrocinio a todos los enfermos y a todas las personas asistidas en los Centros y Servicios de la Orden y a sus familias, para que los proteja, los consuele y los cubra con su manto de Madre.


Que paséis una buena solemnidad de Nuestra Señora del Patrocinio y que bendiga a nuestra querida Orden y a todos los que formamos la Familia Hospitalaria de San Juan de Dios.


Un abrazo fraterno,


Hno. Jesús Etayo

Superior General